El porno

El Porno

Abordar críticamente la producción pornográfica, implica, necesariamente, abordar las lógicas patriarcales de la industria pornográfica. Sin embargo, en esta sección, propondremos otras miradas alrededor de la pornografía y los aportes del feminismo a esta.

Si bien la industria de la pornografía en sus inicios, tenía claramente su consumidor definido: hombres, ahora, existen algunas fugas y propuesta revolucionarias sobre el porno, el cuerpo, la autonomía y la posibilidad de ver de manera diversa la sexualidad.

Para tener una idea del nivel de recursos que mueve la pornografía, observa este video:

No es oculto, que esta producción ha enseñado a muchas generaciones sobre sexo, por lo cual, estos aprendizajes ubican a las mujeres como objetos penetrables. Incluso, en los últimos años, algunas mujeres actrices han denunciado violencia sexual durante rodajes de las películas.

Con lo que respecta al porno, hay varias tensiones. La primera es sobre el placer y el peligro que implica ser actriz porno, es decir, si se tiene riesgo de contraer enfermedades de transmisión sexual durante el rodaje de películas, pero por otro, está el placer que se siente al ser actriz porno.

Otra tensión se encuentra con las personas anti porno, quiénes argumentan que esta es una industria patriarcal, violenta, que expone a las mujeres como objetos penetrables, para ampliar esta crítica, lee el siguiente artículo y observa el video:

AJUNTO 1

https://www.infobae.com/sociedad/2018/09/24/el-impactante-video-viral-que-explica-por-que-el-porno-machista-es-una-fabrica-de-violadores/

Existen otras múltiples posiciones, con relación al porno que si bien realizan una crítica a la forma heteronormativa y patriarcal de producir porno, proponen otras formas de exponer la diversidad de la sexualidad humana, en estas, se encuentran las personas pros sexo, o quiénes producen pos porno o porno feminista,

“Se trata de un feminismo posporno, punk y transcultural (Preciado, 2007), que concretamente frente al tema que nos ocupa, piensa que “el mejor antídoto contra la pornografía dominante no es la censura, sino, la producción de representaciones alternativas de la sexualidad, hechas desde miradas divergentes de la mirada normativa (Preciado, 2007)[1]

Estas autoras afirman que la pornografía puede movilizar valores diferentes a los de la misoginia y se han dado a la tarea de producir esas nuevas representaciones, gracias a que, por primera vez en la historia, las mujeres están en condiciones (disponen de capital tanto simbólico como económico) de producir dicho material, ya sea gráfico o escrito. Desde esta mirada se entiende que la pornografía, lejos de ser la peor amenaza para las mujeres, puede constituir su arma más potente (Prada, 2010)[2].

Observa la entrevista a Erika Lust:

Según la revista Forbes, entre julio de 2009 y 2010, el 13% de todas las búsquedas en internet fueron sobre contenidos eróticos. Aproximadamente un 4% de las páginas web más visitadas son pornográficas, y aunque es complicado dar una cifra exacta, se estima que solo en internet la industria tiene ingresos anuales en EEUU se estiman entre 10.000 millones y 14.000 millones de dólares. A nivel global y considerando contenidos online y offline, la cifra de casi 100 mil millones de dólares al año (por ponerlo en perspectiva, tanto con un 7% del producto interno bruto de España en 2013)[3]. Es casi una quinta parte de los 57.000 millones que mueven los productos de entretenimiento erótico en todo el mundo, de los que 20.000 millones proceden de los videos, 7.500 millones de las revista, unos 5.000 millones de los teléfonos sexuales, 2.500 millones a través del pago por visión y otros 2.500 millones en internet. La pornografía recauda más dinero en las habitaciones de hoteles que los minibares[4].

¿Quieres explorar más sobre pos porno?, observa los siguientes links:

Nadia Granada, puede ser una artista que te interese:

o El cabaret post porno:

Existe la pornografía hecha por feministas:


[1] Fuente: PRECIADO, B. (2007). Eco Leganés. Recuperado el 4 de Junio de 2009, de Las mujeres en los márgenes: http://mujeres.ecoleganes.org/spip.php?article1389

[2] Fuente: Prada, 2010, ¿Qué decimos las feministas sobre la pornografía? Los orígenes de un debateLa manzana de la discordia, Enero -Junio, Año 2010, Vol. 5, No. 1: 7-26.

[3] Fuente: http://www.letraslibres.com/mexico-espana/la-incipiente-economia-del-porno

[4] Fuente: https://elpais.com/diario/2006/11/26/domingo/1164516755_850215.html

Questions